Review ON Cloud Surfer

, Deja tu comentario

Hablemos de nubes. No, esto no va de saber a que huelen pero tal vez si de dar un paseo con ellas 🙂 He estado probando las zapatillas de running Cloud Surfer y os voy a contar algunas cosillas sobre este modelo de ON, la marca suiza creada por el ex-triatleta Olivier Gernhard.

nubes

 

Cambiar el calzado con el que corres es siempre una aventura, aunque solo sea una versión más nueva que la que usas, con algunas ligeras modificaciones. Así que cuando me dispuse a probar estas zapas con esta suela tan “particular”, no sabía muy bien lo que me iba a encontrar, pero como soy muy curiosa, pensé que estaría bien averiguar de que va esto de correr “entre nubes”.

¿Por qué este diseño en unas zapatillas para correr? Parece ser que Olivier observó que le dolían las rodillas en superfícies duras y pensó en ponerle remedio, buscando imitar la sensación que se tiene corriendo en superficies más “amables” como la tierra, diseñando, junto a un ingeniero con problemas similares, un calzado con cilindros de goma en la suela de la zapatilla.

on cloud surfer

Esta amortiguación cilíndrica (las nubes) difiere de la tradicional utilizada por otras marcas en que, además de amortiguar de manera vertical, lo hacen también en sentido horizontal, lo que ayuda a minimizar un 25% el impacto (probado en un laboratorio de los de verdad, no es que yo tenga un calculímetro de impactómetro en casa, que nadie me acuse luego de científica loca.).

Este nuevo sistema contribuye ayudando en la propulsión, es decir, se comprimen cuando pisamos sobre ellas y se vuelven a expandir cuando levantamos el pie para la fase de despegue como si de un muelle se tratase (por poner un símil muy gráfico).

Una vez explicado el concepto “nube” vamos a por las particularidades y especificaciones técnicas del modelo en cuestión:

  • Modelo: CLOUDSURFER (versión de chica)
  • Perfil: NEUTRO
  • Peso: 240 gr
  • Caída (Drop): 7 mm

He de decir que lo primero que hice antes de calzarme las zapatillas fue ponérmelas en las manos y jugar a espachurrar las nubecitas contra superficies, que es una prueba muy técnica que hago yo con algunas cosas de la vida. En este caso estaba claro que lo primero que había que hacer era toquetear los semicírculos sí o sí.

La primera impresión en la mano es que las nubes eran algo duras al ejercer la presión con los dedos pero claro, pensemos que hay que ponerse de pie sobre ellos con todos nuestros kilos corporales, así que no son nada blandengue como el foam, sino algo flexible y estable.

El modelo que probé fue el gris, que junto a su diseño sobrio hacen una zapatilla elegante. Solo destaca la suela, claro… Llevan el logo reflectante a ambos lados y en el talón, abrazado éste por una doble banda que cumple con la función de recoger dar soporte al mismo. La lengüeta es acolchada, ligera y perforada para una mejor transpirablidad (que es una palabra que no existe pero que ya me entendéis, que facilita la transpiración)

lengueta

Al ponérmelas la impresión fue de calzarme algo cómodo. La malla transpirable de microfibra que la cubre es muy ligera y se refuerza en puntos clave como puntera y tobillos. Su tecnología se llama 3D AirMesh y es realmente confortable y flexible, lo que provoca una sensación de ajuste natural. Para mí, que tengo el empeine prominente y que se me hinchan considerablemente los pies, es un gustazo llevarlas porque las siento como un guante.

Seguidamente me puse a dar saltitos en el salón de mi casa. La sensación no deja indiferente… Se nota perfectamente cómo actúan las nubes al presionarlas contra el suelo y el impulso al levantar el pie.

El siguiente paso fue probármelas con los vaqueros a ver si molaban para ir vestida de calle (pero eso es otro tema :-D)  y luego ya salí a correr con ellas!!!

6a4bd532-97e0-4cb7-84a8-e590d6bf8930

Desde luego que el nombre está bien elegido “CLOUD” porque es totalmente como caer sobre nubes, pero lo mejor para mi no es esa pisada suave sino la parte reactiva, el despegue, cuando noto cómo optimizan mi fuerza y me impulsan hacia adelante.

Otras zapatillas que he probado con bastante amortiguación se me han hecho, además de pesadas, imposibles de despegar del suelo; incómodas hasta para caminar… con las nubes tenemos las ventajas de una buena amortiguación pero no las desventajas de una zapatilla super amortiguada al uso y que nos puede restar naturalidad y ligereza.

He de decir que he oído especulaciones sobre la inestabilidad de la zapatilla a causa de los cilindros, que son individuales (9 en la parte delantera y 4 en la trasera. A mí no me ha dado esa sensación en ningún momento, aunque sí es cierto que hay que abrir la mente y tomar contacto con esta cosa nueva que llevamos en los pies. Quizá a los que estén acostumbrados a ir con zapatillas mega-amortiguadas les entre ese miedo al notar algo un poco más “natural” bajo los pies. Todo es probarlas y que tus sensaciones te digan si les gusta o no, después de hacer unos kms con ellas, sobre todo, sin prejuicios.

Lo que más me gusta

  • Cómo se adaptan al pie
  • Sensación de flexibilidad

Lo que me gusta menos

  • Cuando se meten piedrecitas en las nubes

Mi recomendación es: probadlas si tenéis ocasión porque no os van a dejar indiferentes.

Maria Yenes (@Oigapollo)

Be Sociable, Share!
 

Deja tu comentario

(*) Campo obligatorio, Tu email no será publicado