Jules Ladoumègue

, Deja tu comentario

Jules Ladoumègue. Coge el dinero y corre!

El 10 de noviembre de 1935 , cerca de 600.000 personas, según el vídeo que linkamos este artículo (min 5:28),  se reúnen a lo largo de los Campos Elíseos para ver a Jules Ladoumègue exhibir su bella zancada. 600.000 personas por un hombre… (Video)

Esta gloria cercana a su publico, no es, sin embargo, el reflejo de su aura con las instancias federales de la FFA y la IAAF. Es como atleta amateur suspendido de por vida, que Jules Ladoumègue corre ese día de noviembre.

Una juventud difícil

Nacido en 1905, el inicio de la vida de quien llamaban, afectuosamente, Julot, fue digna de un romance negro.

Su padre muere unos días mas tarde de nacer él, aplastado por bloques de maderos en el puerto de Burdeos. 7 días mas tarde de haber nacido, una nueva tragedia marca la vida de Jules, su madre muere quemada en su casa. Crecerá bajo la tutela de unos tíos de condición muy humilde. Con 12 años, se convierte en aprendiz de jardinero en casa de un arquitecto que tiene enormes plantaciones colindantes al hipódromo de Talence. Se cuenta que se pasaba el tiempo mirando a los caballos corriendo y que, por mimetismo se ponía a correr como un pura sangre. A menudo, contaba Ladoumègue, veía a los caballos trotones entrenar. Amaba la zancada de los caballos, observaba atentamente los movimientos de sus patas. “Les debo, sin duda, esa elevación de rodillas que me ha dado ese estilo a mi correr.”

Cuando no era su patrón que lo sorprendía imitando a los caballos, era su tía, que se asustaba al verlo doblado delante de un espejo intentando medir y estudiando las medidas de la parte posterior de sus piernas.Jules Ladoumègue1

A los 15 años ya corría mas rápido que cualquier de sus amigos y estos lo animan a apuntarse a la Union Athletique Bordelaise. Jules participa en carreras regionales sobre distancias entre 8 y 20 km. Sus resultados hacen que se fijen en él los directivos del club Stade Bordelais Universite Club (SBUC) que logran su fichaje y “recompran” por 500 francos la recalificación de Jules, ya que había cobrado dinero en alguna ocasión, y no estaba considerado como un amateur. Tiene entonces 18 años y todo el porvenir por delante. Su modelo en esta época es Paavo Nurmi, estudia su técnica de carrera en las numerosas fotografías, que, recortadas de los periódicos, cuelga en su habitación.

Sus primeras competiciones con la selección nacional son en 1926 sobre 5000 m.

En 1927, hace el servicio militar en la escuela de Joinville y es pretendido por todos los clubes parisinos. Opta en un primer instante por el Stade Français, donde se encuentra con Charles Poulenard, que se convierte en su entrenador. Este último, decide bajarlo de distancia. En 1927 es internacional en 1500m y gana su primer encuentro con 4’07’’2.

El año 1928 lo ve “explotar” con sus resultados. Se proclama campeón de Francia de los 1500m con 3’52’’2, cuando el record del mundo esta en 3’51’’. Se convierte en el favorito de los 1500 de los Juegos Olímpicos que se van a celebrar ese mismo año en Ámsterdam. Desgraciadamente su falta de experiencia en la distancia no le permite colgarse una medalla de oro. Después de un cambio de ritmo demasiado prematuro, acaba segundo a 6 décimas del finlandés Larva. Durante el año 1928 también disputa algún 800, logrando un mejor registro de 1’52’’.

Tiempos de Records

A partir de 1929, ya no conoce casi la derrota, quedara notablemente invencible en 1500 m durante 24 meses. En 1930, cediendo a la motivación de su entrenador, ataca el record del mundo de los 1500, bajo los colores de su nuevo club, el CASG. La tentativa se celebra en el estadio Jean Bouin, el 5 de octubre, durante un encuentro de Rugby . Está acompañado por dos de sus amigos , a la vez, dos de los mejores especialistas franceses de medio fondo, Seraphin Martin y Jean Keller. Este último pasa los 400 m en 58’’6, los 500 en 1’13’’4. El relevo lo coge entonces Martin que pasa los 1000m en 2’33’’. En el 1100, Ladoumegue se encuentra ya solo y alarga su “majestuosa y romántica” zancada, para acabar en 3’49’’2, casi 2 segundos mejor que el anterior record del mundo. Ladoumègue se convierte en el primer atleta que baja de los 3’50’’ en los 1500m.

Jules 2

Dos semanas mas tarde, siempre en la misma pista, es el récord del mundo de 1000m que cae con la ayuda , una vez mas, de sus dos amigos. El cronómetro se para en 2’23’’6, contra los 2’25’’8 del anterior record.

El invierno de 1930-31 es relativamente tranquilo, compite bastante menos, se casa, y para por un tiempo de entrenar.

Eso no le impide, para nada, volver al primer plano durante el verano de 1931 y de batir los records del mundo de 2000 m. (5’21’’8), de las 2000 yardas y del ¾ de milla.

El 4 de octubre de ese año se cree preparado para alinearse y competir sobre la distancia reina de la época, la milla, cuyo record (4’10’’4) pertenece al hombre que fue su ídolo y modelo: Paavo Nurmi.

Esto ocurre en la pista de 450m de su estadio fetiche, el estadio Jean Bouin, delante de 15000 espectadores.

Esta vez, sus liebres de siempre no están con el. El ritmo correrá a cargo de un joven atleta, Rene Morel, que pone un ritmo regular pero un poco lento para el gusto de Ladoumègue. El 400 lo pasan en 1’00’’8, el 800 en 2’04’’2. Al paso de los 1000 en 2’34’’6 Jules ya esta solo; “Es justo aquí que comienza mi verdadera carrera, cuenta Ladoumègue: me sentí muy fresco, como nunca me había sentido. Cambié el ritmo a 450 m de la meta, pensando solo en recuperar el tiempo que había perdido. Alargué mi zancada, relajé mis hombros, levanté ligeramente mi cabeza. Me sorprendió ver que la ultima recta llegara tan rápidamente, al paso del 1500 me cantaron, 3’52’’4. Entonces supe que lo iba a hacer mejor que Nurmi”. En efecto, pasa la línea de meta en 4’09’’2, 1 segundo y 2 décimas mejor que su ídolo.

Jules2

Esta fue la última obra maestra de Ladoumègue, atleta amateur.

El dinero no hace la felicidad

En los años 30, la noción de amateurismo es muy importante en el deporte. Desde 1928 y su paso del Stade Français al CASG (Club Athletique de la Societé Generale), donde Ladoumègue acepta una ocupación mas o menos ficticia en la Societé Generale, la federación francesa de atletismo se interesa por su situación y la sigue de cerca. En 1930, directivos alemanes, lo acusan de haber exigido y obtenido 6000 francos por correr en Frankfurt. Para evitar de que lo suspendan prematuramente, un directivo del CASG, afirma haber pedido por él ese dinero. Este directivo, será, por las reglas estrictas del amateurismo, sancionado de por vida. Esto no es más que un aviso para Ladoumègue. En 1931, Suecia le acusa de haber exigido 25000 francos por participar en dos mítines. Un expediente es abierto, entonces por la FFA, a instancias de la Federación Internacional. Fue entonces cuando se descubre que el CASG había pedido a diferentes clubs, dinero por ver correr a Ladoumègue, el club de Le Havre había dado 6000 francos y el Strasbourg y el Orleáns 3000 cada uno. La FFA resuelve, entonces, carear a Ladoumègue con los clubes implicados en esta situación.

Pero el día del careo Ladoumègue no se presenta. Una rara avería cuando se dirigía, le había impedido acudir. La federación escucha a los clubes y el asunto parece claro. La sanción a Ladoumègue fue votada el 4 de marzo de 1932 por 13 votos a favor por 5 abstenciones.

“Me han quebrado las piernas” decía Ladoumègue. Con 26 años, con todos los records mundiales del 1000m al 2000m en su poder, no pudo mas que asistir impotente a lo que tendría que haber sido la coronación de su carrera: los Juegos Olímpicos de Los Angeles. A su lado se encontraba el héroe de su infancia, el finlandés Paavo Nurmi, también descalificado por las mismas causas y también justo antes de esos Juegos Olímpicos malditos.

“Jamás se curó de esa profunda herida que le acompañó hasta su muerte” escribió Robert Parienté, afamado periodista francés de L’ Equipe.

“El pensamiento que más me obsesionaba, decía Ladoumègue, era la tan corta vida deportiva de un atleta. Un cantante, un músico, un escritor llenan su existencia de por vida, gracias al don que el cielo les ha dado. Los atletas son como los perros, no viven demasiado tiempo”

Ladoumègue se convirtió en profesional e intentó, sin suerte, mejorar sus records amateurs, pero la dinámica estaba ya rota. Realizó algunas exhibiciones contra caballos y en 1943 fue recalificado, y, con 37 años, logro correr en 3’58’’ los 1500m…

Be Sociable, Share!
 

Deja tu comentario

(*) Campo obligatorio, Tu email no será publicado