El último paga los pintxos

, 1 comentario

Este fin de semana vuelve a haber expedición Red Runners al norte con motivo de una de las carreras más emblemáticas del calendario runner, la Behobia San Sebastián. Además este año tenemos el honor de salir en la revista oficial de la carrera que se dará a todos los participantes en la bolsa del corredor. Os dejo el artículo que hemos escrito para la ocasión, donde además de una breve historia de los Red Runners (muchos me preguntáis como empezó todo), se explica el por qué de esta relación de amor con esta carrera.

Red Runners Behobia

Os transcribo el artículo original. El de la revista tiene algún párrafo menos y no tantas fotos:

El último paga los pintxos

Hacía calor en Donosti; algo raro para ser noviembre. Al salir del hotel vestido de corredor, con cara de novato en busca del Euskotren que iba camino de Irún, pasó un chico en una moto y me gritó: ¡Aupa! En ese momento me di cuenta de que esta carrera era mucho más de lo que me habían contado.

1469851_594990750538139_293861310_n

Allí estaba yo, solo en la salida, siendo la primera vez que me aventuraba a correr los 20kms que separan Behobia de San Sebastián, pensando que un año antes, en el 2010, cinco compañeros de trabajo decidimos juntarnos para empezar a correr por las calles de Barcelona y participar en carreras. No estábamos muy en forma y el color de nuestra cara al acabar de correr era de un rojo preocupante. Así nacieron los Red Runners.

El objetivo que teníamos era claro: no íbamos a ganar, así que se trataba de no quedar el último de los compañeros, cosa que supondría llegar tarde al bar donde nos esperaban los demás y pagar las bravas que ya se estaban comiendo los más rápidos. Nuestro lema empezaba a ganar fuerza: “El último paga las bravas.

Gracias al boca a boca y las redes sociales, cada vez eran más los que se apuntaban a esta filosofía de correr sin más objetivo que pasarlo bien, con la motivación extra de no pagar las bravas. Y de aquellos pocos compañeros que empezamos, hemos llegado a alcanzar los 300 corredores.

1470208_594991450538069_1559840628_n

Durante todo este tiempo de crecimiento, son varios los eventos importantes que tenemos marcados como fijos en nuestro calendario a lo largo del año: las carreras de la ‘Bravas Golden League’, un maratón de relevos, las 24h de atletismo de corredors.cat, la Trailwalker Intermon Oxfam, y por supuesto, la Behobia-San Sebastián, en la que en el último año fuimos más de 30 los Red Runners que cruzamos la meta.

Con la entrada al grupo de unos cuantos corredores de Hondarribia e Irún que conocimos por Twitter, la relación de los Red Runners con la Behobia cada año ha sido mayor. Unos anfitriones de lujo que nos han tratado como a su familia y que nos han ayudado siempre a organizar el “plan de viaje” de cada año.

10384829_10205210020912623_9039479309837564348_n

La “rutina” del fin de semana empieza con una cena de grupo el viernes por la noche en una Sociedad Gastronómica (en la que ya casi no cabemos). Una cena tranquila en la que las conversaciones se centran en los consejos de los veteranos a los novatos y en los ritmos a los que iremos el domingo.

El sábado toca visitar la Feria del Corredor, recoger los dorsales, hacer las últimas compras para la carrera, recorrer el Paseo de la Concha y acabar en la Parte Vieja en busca de los mejores pintxos. Según se alargue la tarde, se empalma con la cena en un italiano, como marca la tradición antes de las grandes carreras. Es el sábado por la noche al irte a dormir, además de rezar para que no llueva y viendo todo lo que has comido en lo que llevas de fin de semana, es cuando ya piensas que quizá los ritmos de los que hablabas el viernes eran demasiado optimistas.

10345817_10205324322370088_1130546358838258926_n

El domingo se queda pronto para hacer la foto de grupo, y a correr. Una vez tenemos la medalla colgada del cuello y habiendo sufrido el recorrido y disfrutado del ambientazo, los que no marchan para Barcelona tienen de premio reponer fuerzas en una sidrería (a partir de aquí ya no puedo contar nada más, que esto lo lee gente sana).

10653707_10205324317969978_2665881718317151234_n

Como podéis comprobar, la Behobia para los Red Runners, no es una carrera más. Supone un fin de semana intenso en el que se respira running por todos los rincones, un fin de semana en el que pasar tiempo con tus amigos es tan importante como correr. Y además tiene el honor de ser la única carrera en la que cambiamos nuestro lema oficial de las bravas por el de “El último paga los pintxos”.

598486_594990880538126_2132131531_n

Gracias amigos

 

Be Sociable, Share!
 

Una respuesta

Deja tu comentario

(*) Campo obligatorio, Tu email no será publicado